jueves, 5 de diciembre de 2013

Cita de la semana

Hoy jueves es el día de las citas en el blog, pero esta semana no he podido evitar trae un excelente fragmento del inicio de uno de los mejores libros que he leído: El hobbit. Es un diálogo que encontramos en las primas páginas del libro y que la primera parte de la película reprodujo prácticamente de forma idéntica. 

Aquí se denota la maestría de la pluma de J.R.R Tolkien quién con tan solo un "buenos días" era capaz de crear un ingenioso y divertido diálogo. Un diálogo que aunque parezca una simple anécdota es el inicio de toda la aventura de Bilbo Bolsón en El hobbit y por tanto de su continuación El Señor de los anillos. ¡Qué gran maestro de la fantasía fue J.R.R. Tolkien. 

Os dejo con tan ingenioso diálogo:

"Todo lo que el confiado Bilbo vio aquella mañana fue un anciano con un bastón.
Tenía un sombrero azul, alto y puntiagudo, una larga capa gris, una bufanda de
plata sobre la que colgaba una barba larga y blanca hasta más abajo de la cintura,
y botas negras.
—¡Buenos días! — dijo Bilbo, y esto era exactamente lo que quería decir. El sol
brillaba y la hierba estaba muy verde. Pero Gandalf lo miró desde debajo de las
cejas largas y espesas, más sobresalientes que el ala del sombrero, que le
ensombrecía la cara.
—¿Qué quieres decir? — pregunto — ¿Me deseas un buen día, o quieres decir
que es un buen día, lo quiera yo o no; o que hoy te sientes bien; o que es un día
en que conviene ser bueno?
—Todo eso a la vez —dijo Bilbo—. Y un día estupendo para una pipa de tabaco a la puerta de casa, además. ¡Si lleváis una pipa encima, sentaos y tomad un poco de mi tabaco! ¡No hay prisa, tenemos todo el día por delante! —entonces Bilbo se sentó en una silla junto a la puerta, cruzo las piernas, y lanzó un hermoso anillo de humo gris que navegó en el aire sin romperse, y se alejó flotando sobre La Colina. 
—¡Muy bonito! —dijo Gandalf— Pero esta mañana no tengo tiempo para anillos de
humo. Busco a alguien con quien compartir una aventura que estoy planeando, y
es difícil dar con él.
—Pienso lo mismo... En estos lugares somos gente sencilla y tranquila y no
estamos acostumbrados a las aventuras. ¡Cosas desagradables, molestas e
incómodas que retrasan la cena! No me explico por qué atraen a la gente —dijo
nuestro señor Bolsón, y metiendo un pulgar detrás del tirante lanzó otro anillo de
humo más grande aun. Luego sacó el correo matutino v se puso a leer, fingiendo
ignorar al viejo, Pero el viejo no se movió. Permaneció apoyado en el bastón
observando al hobbit sin decir nada, hasta que Bilbo se sintió bastante incómodo y
aun un poco enfadado.
—¡Buenos días! —dijo al fin—. ¡No queremos aventuras aquí, gracias! ¿Por qué
no probáis más allá de La Colina o al otro lado de Delagua? —Con esto daba a
entender que la conversación había terminado.
—¡Para cuántas cosas empleas el Buenas días!, —dijo Gandalf—. Ahora quieres
decir que intentas deshacerte de mí y que no serán buenos hasta que me vaya"

¿Qué os ha parecido? A mi me trae estupendos recuerdos, de hecho estoy tentada a volver a hacer otra relectura. ¿Lo habéis leído? Os aseguro que vale la pena, y mucho, darle una oportunidad.

Por último, os dejo la escena inicial de la película para que podáis comparar:


5 comentarios:

  1. ¡Felicidades! Estas nominado a los Liebster Awards,
    Quería avisarte de la nominación, mira aquí para saber más: http://historiasquenoteconte.blogspot.com.es/2013/12/nominado-los-liebster-award.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias ahora mismo me paso por el blog!

      Eliminar
  2. No he leído El hobbit, aunque El señor de los anillos me gustó muchísimo. Hay una edición superchula que me hace ojitos cada vez que voy a la librería: a ver si alguien se acuerda de regalármela! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hobbit es un libro muchísimo más sencillo que El señor de los anillos, una aventurilla que se disfruta de principio a fin. A ver si los Reyes se acuerdan de esa edición que tienes en mente y te animas a leerlo.

      besos

      Eliminar
  3. Qué bonito...me gusta mucho encontrarme con Tolkien y sus obras...y estos buenos días son muy muy bonitos!!!
    Un beso!!

    ResponderEliminar